• El entorno continuamente insulta nuestros cuerpos con toxinas químicas, ambientales como emisiones vehiculares, la cadena distribución alimenticia, productos de limpieza caseros hasta los productos de cuidado personal que aplicamos en rostro y cuerpo.

  • La mayoría de estas toxinas se acumulan en el tejido adiposo, torrente sanguíneo y contribuye a las subidas de peso, enfermedades autoinmunes, y cáncer.

  • Es por eso que es necesario la desintoxicación, este proceso varía la duración depende de la evaluación en cada paciente.